//
estás leyendo...
Gastrofilias

Comer sin remordimientos

Dice Woody Allen, creo que en Annie Hall o alguna de aquella época: “Todo lo que nos decían nuestros padres que era bueno ahora resulta que es malo, como el sol, la leche, la carne cruda y la universidad”. Y es que no nos dejan tranquilos ni una semana con tantos consejos, alarmas o alertas (que parece que no son lo mismo), descubrimientos y sesudos estudios estadísticos, casi siempre contradictorios con otro(s). Esta semana les ha tocado el turno al atún y a las verduras de hoja ancha. Que hay que comer pescados azules por sus omegas varios, pero ojo, que tienen más mercurio que una fábrica espejos y cornucopias. Las espinacas son buenísimas para Popeye pero fatales para no sé quiénes. Y así nos llevan y nos traen, un día sí y otro no, con el tomate, bueno para la próstata (y cien cosas más), pero malo para la gota y la vesícula; o con la soja, casi panacea universal, pero cuidaíco con las hormonas. Ni el jamón queda libre de sus garras. Ahora que lo peor de lo peor es el foie gras, que tiene un montón de calorías, colesterol, grasas saturadas y otros venenos, y encima se hace maltratando a los animales. No hay por donde cogerlo. Por eso hay que cortarlo con un cuchillo limpio y colocarlo -nunca aplastarlo ni untarlo- sobre una rebanada de buen pan (el de nueces es una buena opción) con cuidado de que no nos toque los dedos, y paladearlo con delectación para que impregne el paladar de su grasa untuosa y su rico abanico de aromas. Y luego, nos vamos al confesor, al muro de las lamentaciones o al dietista, según las creencias de cada cual, y listo. Otro castigo recurrente son las dietas milagrosas: que si nos hinchemos de proteínas y ni catar el pan, que si no mezclemos churras con merinas… un sinvivir. Si les hacemos caso, claro, que parece que sí, no hay más que ver lo que se venden los libros de esas dietas y los alimentos con cosas añadidas. Claro, las panaceas y los bálsamos de fierabrás no existen, pero mucha gente prefiere creer en milagros –divinos o profanos-.

Pues ¿Y la fruición con que nos cuentan todas estos peligros y avatares los telelocutores tremendistas (que ya son casi todos)? Puestos a hablar de perjuicios para la salud, no sé que es más dañino si la manía por la comida-medicina, las dietas milagro o la obsesión por la prevención médica: si hubiera que cumplir todas las revisiones, analíticas y escaneos variados que nos aconseja cada especialidad galénica, no tendríamos tiempo ni para comer (ni bien ni mal) con lo que estaríamos delgadísimos. Como una sífilis, vamos.

Así que, cumpliendo con la misión de esta columna, aunque esta vez no haya recomendaciones concretas de algún alimento, plato o restaurante, sí quiero reivindicar una vez más el placer de comer. De lo mejor que uno pueda, desde luego; comer variado y de buena calidad es la mejor norma. Productos de temporada o exóticos, crudos o elaborados por unas manos magistrales. Y comer con alegría, que eso sí que es un plus de salud y longevidad. Y con vino, que estamos bajando el consumo de forma espeluznante. Si quieren apoyo científico de verdad (no eso de los antioxidantes del tinto, como si el blanco no tuviera; o de medir la dosis diaria como si fuera un antibiótico), ahí está el refranero: el vino limpia el diente, sana el vientre y alegra la mente.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: