//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Los gordos contaminan más

Que el dióxido de carbono –vulgo CO2- es contaminante lo saben desde hace mucho tiempo hasta los niños de la escuela. También sabíamos, o eso creíamos, que era producido por la quema de los combustibles fósiles que tanto usamos. No hay más que darse una vuelta por los alrededores de alguna chimenea gorda, por ejemplo la de la térmica de Carboneras, o incluso pasearse por una calle no peatonal de cualquier ciudad para verificarlo. Pero nos acabamos de enterar, gracias a unos sesudos investigadores, de que los gases que emitimos los mamíferos tienen también una estrecha relación con la polución atmosférica. Y que además, que cuanto más volumen tenga un individuo más gases emite. Para esto último no hacía falta ninguna investigación científica. Lo que no sabíamos es que en nuestros gases residuales (habrá que llamarles pedos en algún momento, por muy finos que queramos ser) hay mucho CO2. Sabíamos que los pedos de las vacas tenían CO2, pero pensábamos que era debido a su condición de rumiantes. También sabíamos que en nuestros gases hay mucho metano; ¿quién no ha quemado un pedo en alguna fiesta juvenil? Tampoco sabíamos que cada gordo emite una tonelada de CO2 más que un delgado. (Obsérvese que no decimos gordo/a ni cosas parecidas, no sólo porque estamos en contra de esa forma de escribir y hablar, sino porque las mujeres no están gordas ni delgadas; están como tienen que estar).

¡Una tonelada! Bueno, no una sino “una más” que un flaco. Las reflexiones a que este estudio lleva pueden ser inacabables. Por ejemplo: ¿cuánto pesa un pedo? ¿Pesan lo mismo los silenciosos que los sonoros? Como corolario, ¿cuántos entran en una tonelada? ¿Habría alguna forma de aprovechar los gases mefíticos que acompañan al CO2 y utilizarlos como combustible? En ese caso, ¿cuántos ingresos podrían obtener los gordos por la venta y envasado de sus pedos? ¿Se ha pensado en lo que podría contribuir al avance de la ciencia logística el conocimiento sobre almacenamiento y distribución del mencionado gas? ¿Podría usarse para suministrarlo a los autos en lugar del butano y el hidrógeno?

De nada de esto hablan nuestros investigadores, pero sí han calculado que una pérdida de peso de 10 kilos cada uno de los obesos del mundo, daría lugar a una caída del 0,2 % de la producción de CO2 de 1997. Encima, los obesos utilizan más los medios de transporte mecánicos (en vez de hacer ejercicio como deberían), con lo que realizan un gasto adicional de combustible equivalente a 3.700 millones de litros de gasolina. A 1,50 € el litro, echen ustedes cuentas sobre si no conviene estar delgado, ya no sólo por estética, sino por “economística”.

Anuncios

Comentarios

Un comentario en “Los gordos contaminan más

  1. Simplemente genial

    Publicado por Nacho | 05/04/2012, 8:52 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: