//
estás leyendo...
Gastrofilias

Una niña que sabe de vinos

Nada más escribir la columna del lunes, la que colgamos ayer en el blog, tuve la sorpresa y la satisfacción de ver a una niña almeriense de seis años y pico que entiende de vinos. En el local donde estábamos reponiendo fuerzas del “tremendo desgaste” escribidor coincidimos con una familia que estaba en la barra con unos amigos, tomándose unas botellas de un buen vino blanco con sus tapas correspondientes. La niña en cuestión se sentó en una esquina de nuestra mesa y su madre le puso delante unas lonchas muy bien cortadas de un excelente jamón Joselito. Me sorprendió y agradó la forma de paladearlo de la cría; pero más me sorprendió cuando le pidió a la madre la copa que estaba bebiendo: la cogió correctamente, la miró, la olió y se mojó los labios con el vino. Asintió y dijo que le gustaba. Le dije al padre –buen amigo mío- que me había encantado la actitud de la niña y la de ellos, sus padres. Me contó que también le gusta el champán -“el champán francés” puntualizó-, pero no el fino “porque le resulta aún demasiado seco”, aunque todo se andará, porque el fino es el compañero ideal del jamón de bellota.

Más de uno se escandalizaría de que unos padres les den vino a sus hijos; algunos de los que le he contado esta anécdota han torcido el gesto. Se equivocan de medio a medio. Los que han –hemos- aprendido a gustar del vino en casa, comiendo en familia y en cantidades muy moderadas, es muy difícil que caigan en el alcoholismo. En cambio los que sufren de la actitud políticamente correcta (?) de no catar vino en casa antes de la mayoría de edad, acaban inflándose de calimocho y cubata de garrafón a partir de los trece o catorce años, en medio de la calle. Y entonces a ver cómo arreglan a esas criaturas.

Vuelvo a felicitar a mis amigos por la educación que le dan a su hija. Porque, encima, al acabar de tomarse el jamón, sacó un libro de cuentos de la mochila y se puso a leer en la mesa. ¡Olé cien veces!

Anuncios

Comentarios

7 comentarios en “Una niña que sabe de vinos

  1. “Los que han –hemos- aprendido a gustar del vino en casa, comiendo en familia y en cantidades muy moderadas, es muy difícil que caigan en el alcoholismo. En cambio los que sufren de la actitud políticamente correcta (?) de no catar vino en casa antes de la mayoría de edad, acaban inflándose de calimocho y cubata de garrafón a partir de los trece o catorce años, en medio de la calle”.

    Te ha faltado decir, “porque yo lo valgo”

    Publicado por cacalavaca | 16/05/2012, 11:57 am
    • En mi familia,como en la del señor que escribe este artículo, desde bien pequeños tomábamos algo de vino dulce en algunas comidas “las mujeres y los niños”, y los hombres lo tomaban seco.Siempre se nos educó explicando que se bebe con moderación, y dándo mucho respeto e importancia a todo que fuera comida o bebida. Yo tomaba mucha fruta, verdura, bocadillos con buenos embutidos caseros, (no bollería industrial), y charlábamos mil horas en la cocina de carbón de mi abuela, el mejor sitio del mundo. Totalmente de acuerdo con lo que comentan en el artículo. Si te comes una maravillosa anchoa de Santoña , no pasa nada, pero si te comes una lata de medio Kg, puede que la subida de tensión te lleve a Torrecádenas si no te han explicado los riesgos de la sal. Pues lo mismo con el vino.Está demostrado en numerosos estudios médicos sobre alcoholismo que es la falta de educación alimenticia lo que genera muchos trastornos en los adolescentes.Esa niña tendrá la suerte de tener unos padres y un entorno familiar que la explique la importacia de lo que come o bebe.Estoy seguro. Casi tan seguro como que esa niña sabe más de vino y alimentos que muchos que no ven más allá de la mala carne con tomate y aceite de calidad pésima, o mucho más que aquellos que entienden por buen vino el que mancha mucho cuando se mezcla con casera. A veces las gafas de la ignoracia confunden la pedantería con la razón y el sentido común.

      Publicado por Jesus González del Amo | 17/05/2012, 9:44 am
  2. Será asidua de Solera Iberica no?

    Publicado por Alfonso Caradura | 16/05/2012, 3:03 pm
  3. Si no educamos nosotros a nuestros hijos, no esperemos que lo hagan ni en el colegio, ni en la calle, el tema del vino es solo uno de tantos.
    Un fuerte abrazo desde el húmedo oriente.

    Publicado por Almeriense | 17/05/2012, 2:59 am
  4. De casta le viene al galgo…

    Publicado por Sr. Alekis | 18/05/2012, 12:22 pm
  5. ¿Alguién entendería que un gato ladrase?.
    Si un adiestrador, un domador, o un psicopedagogo, consiguiese que un gato ladrase, ¿debería estar orgulloso de su trabajo y del resultado obtenido?.
    No conozco el caso del post y no hablo especificamente de “ese” caso, pero hay padres/adultos que le piden al gato que ladre, es decir, le piden a los niños que se comporten como adultos.
    Distingamos entre ser un niño/a educado y que se comporta aceptablemente, de un niño que -por el motivo que sea, desde falta de contacto con otros niños, hasta un sometimiento estricto a un control muy rigido- se le condiciona -como si fuese un bonsai- a ser lo que no es.
    ¿Que tiene de malo que un niño/a se comporte como un niño/a? ¿que hace ruido, que molesta?.
    ¿Que pintan la personas de la 3ª edad en un cumple con piñata y piscina de bolas?.
    ¿Que pinta un niño/a en sitios especificamente para adultos?.
    ¿Por que es mejor que un niño/a coma iberico de bellota en vez de mortadela con personajes de Disney? ¿Se le da libremente a elegir? ¿que demuestra una elección u otra?.
    En el afán de algunos padres por que sus hijo/as sean guapo/as, alto/as, listo/as, etc. etc. etc. se cruzan -algunas veces- fronteras que deberían considerarse límites.
    Me alegra que los adultos hablen maravillas de los niño/as, pero que esas maravillas no se reducan a QUE NO MOLESTEN.
    En cuanto a lo del consumo de alcohol -igual que respecto del consumo de azucar refinada, etc. etc.- cuando los organos -cerebro, higado, etc. etc.- no están debidamente formados, son las opiniones médicas las que desacreditan que menores de edad consuman esos productos, y como no soy médico no tengo argumentos para creer lo contrario.
    Gracias, y un saludo.

    Publicado por Juan de Elche | 20/05/2012, 1:54 pm
  6. El vino es parte de nuestra cultura y hay que transmitírsela a nuestros hijos. El vino es símbolo de cómo el hombre errante se asentó, y empezó a cultivas, y aprendió a hacer vino, y lo supo mejorar, haciendo que dejase de ser un simple brebaje que hacía volar el corazón para hacer de él un medio de expresión y un vehículo de socialización y hermandad. El vino es la sangre de Cristo. Y siempre está presente en las grandes ocasiones.
    Y no, no es peligroso que nuestros hijos tomen vino.
    Yo, que ya pasé de los 40, recuerdo haber tomado de pequeño cuando iba con mis padres de bares, un “biscuter” de cerveza. Y no por ello fui menos niño, ni soy un alcohólico.
    Después, mi padre me enseñó a respetar los vinos, a saber que todos encierran una historia, un trabajo, una sabiduría y un acervo cultural que se ha ido haciendo a lo largo de siglos. Y a tratarlos con cuidado, “como niños pequeños”. Y a ir descubriendo sus matices y complejidades.
    Hoy, cuando bebo vino, lo hago con respeto por los que lo hicieron, con admiración muchas veces. Y enseño a mis hijos, de 6 y 7 años, a olerlos, a buscar las notas, a que se mojen los labios (no los voy a emborrachar, obviamente) y lo que un vino significa, es y lleva dentro de si.
    Mis hijos, espero, verán el vino como parte de su cultura, y lo compartirán con sus amigos en múltiples ocasiones. Y espero enseñen, a su vez, a sus hijos, lo que es el vino.
    Y espero que, en su adolescencia, el mayor mal sea que mis hijos se emborrachen con vino. Me preocupan mucho más las drogas.

    Publicado por InVinVeritas | 31/05/2012, 4:24 pm

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 52,673 visitas
A %d blogueros les gusta esto: