//
estás leyendo...
Gastrofilias

Rioja o ribera, un falso dilema

vino tetra“¿Rioja o ribera?” es la pregunta que nos hará el camarero, en el 99% de los casos, si pedimos una copa de tinto en un bar o restaurante (y si pides blanco, hay rueda). Hace unos años, cuando la mayoría del vino que se tomaba por chatos en Almería era a granel, a todo vino tinto embotellado lo llamaban rioja los camareros. Ahora la cosa ha mejorado: hay rioja y ribera. Malos o muy malos, casi siempre. Si se pide por botellas hay alguna posibilidad de encontrar un vino decente, incluso de alguna de las otras setenta y tantas D.O, que hay en España. Pero si lo pides por copas…rioja o ribera.

¡Cómo hemos llegado a esta situación? Una causa primordial es la escasa o nula preparación que tienen la inmensa mayoría de hosteleros y camareros de nuestra tierra en materia de vinos. Los “nuevos” consumidores tampoco van mucho más allá: el ribera es más fuertecillo y el rioja más suave. Toma ya tópico.  Además, proliferan por los bares una legión de “representantes” que ofrecen un rioja, un ribera y un rueda a dos euros la botella, más o menos. Calculen la calidad que suelen tener. Ya me ha tocado en más de una ocasión, cuando estaba por casualidad en el bar de algún amigo o conocido, tener que catar los vinos que le trataban de vender. En el mejor de los casos se parecían más a un vino de tetrabrik, y es lógico, también se parecen en el precio. Y es que los Consejos Reguladores no son muy estrictos: la D.O. Ribera del Duero, se creó en 1986 con 7 (siete) bodegas, todas buenas o muy buenas, con lo que se forjó buena fama en medio mundo. Bueno, pues a los diez años ya había censadas más de cien bodegas de “ribera” y en 2012 han llegado a 261. En Rioja, mucho más antigua, el número de bodegas es casi incalculable; me canse de contar cuando iba por 500 y aún me quedaba un listado larguísimo. Así se explica la baja calidad de tanto rioja y ribera que anda por nuestros bares.

Y, mientras, las otras cincuenta y tantas regiones vinícolas en el limbo. Por ejemplo, el jerez –fino o manzanilla- apenas se bebe a pesar de la enorme calidad de la práctica totalidad de las marcas y de los precios ajustadísimos que tienen. Claro que de jereces entienden aun menos nuestros “sumilleres”, catadores y hosteleros.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,086 visitas
A %d blogueros les gusta esto: