//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

I.C.P.

 

desierto2Aunque no nos gustan las siglas (dice el aforismo que sólo las entienden los que las ponen, como los cuernos), hoy las usamos como titular porque de ninguna manera iba a caber completa la frase “Iniciativas Culturales en el Páramo”, locución que nos ha venido a la olla para glosar las aventuras de algunos grupos entusiastas que están moviendo la cultura en este pueblo desértico (en varios sentidos). Y que merecen ser conocidas y reconocidas por sus habitantes, abúlicos como reza el tópico. La más reciente -apenas lleva un año de vida- es la asociación La Guajira, emplazada a los mismísimos pies de la Alcazaba (nuestro más grandioso monumento y marco incomparable de cualquier actividad que se precie, como aquellos inolvidables bailes de gala de Feria en la Torre de la Vela).

Volvamos a La Guajira. Son un puñado de jóvenes y vecinos de ese barrio, capaces de montar tres espectáculos semanales de un nivel más que aceptable, incluso con “picos” muy destacables como el reciente recital de Chano Domíguez, un fenómeno del jazz más o menos ligado con el flamenco. En esto del flamenco es donde más se mueven los “guajiros”, aunque también desfilan por allí músicos de muy variadas disciplinas. Han rehabilitado una casa típica en la calle Cruces Bajas, con una terraza para el verano que es una gloria. Y se financian con las cuotas de los socios y una modesta entrada-donativo.

De forma parecida funciona la muy consolidada Clasijazz, que lleva bastantes años en la pomada cultural. Sus recitales “domésticos” de jazz han creado afición y sus dirigentes, encabezados por Pablo Mazuecos, mantienen ya un ritmo de actividades que los carrozas consideramos endiablado por su abundancia, frecuencia y variedad. Hasta con la ópera se han atrevido y la semana que viene montan Don Giovanni en Roquetas. También, y al igual que los de La Guajira, programan casi a diario actividades formativas para los zagales y zagalones. Un lujo para esta tierra y para estos tiempos “wertianos” que corren en la cultura.

Nos recuerdan, en cierto modo, los años duros que pasó la peña El Taranto no sólo como única peña flamenca, sino como única entidad cultural almeriense de cierto fuste y con actividades mantenidas y de calidad. Y que conste que aquellos años sesenta, setenta y primeros ochenta del pasado siglo eran un rato largo más duros y jodidos que los actuales. Por si alguien no lo sabía, o no se acuerda, o no quiere acordarse. O sea, que está claro que el dinero no lo es todo (aunque ayude); a veces puede más el empuje, la ilusión y, por supuesto, el trabajo constante.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,086 visitas
A %d blogueros les gusta esto: