//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Añoranza de la berza

BerzaAhora que hace mucho calor es el momento adecuado para echar de menos los placeres del otoño. Placeres, a nuestro entender, más gustosos que los tan publicitados del verano y la primavera. Ni la playa, ni las sardinas del chiringuito, ni las amapolitas de los trigales verdes (¡Ay!, trigales verdes, que cantaba doña Concha). El principal aliciente de la primavera es que la sangre se altera y el del verano, que se liga para aliviar la susodicha alteración. A los que ya se nos ha pasado la edad de ligar y somos invisibles para las hembras de nuestra especie, lo único que nos trae la primavera es alergias, y el verano calores y lunares peligrosos. Ni siquiera somos amantes del tinto de verano ni de las migas en la Feria. Preferimos con mucho el tinto –y los demás vinos- a pelo. Y el papeo en mesa con mantel y sobremesa sin sudores.

¿Que las temperaturas en primavera son igual de amables que en otoño? Pues no, digan lo que digan los termómetros. No es lo mismo esperar el invierno que el verano. Paradojas de la psique. Dicen que el otoño favorece la melancolía, pero la primavera es mucho más perjudicial para el funcionamiento de la olla. Y no sólo por lo de las alteraciones de las vísceras. Es más, la melancolía no es necesariamente depresiva, con frecuencia es creativa y estimula placeres mentales. Incluso físicos. Y aquí es donde viene a cuento la berza del titular. En Almería no se come berza hasta noviembre, no le ha llegado la moda de tomarla en los chiringuitos, como sí le ha ocurrido a las migas. Eso hace que la añoremos más, ya que sólo la comemos en otoño y no muchas veces por lo “pesailla” que es. Las berzas o coles son verduras otoñales que producen flatulencias, incrementadas por las habichuelas y la abundancia de grasas cerdícolas. Hay que aclarar a los no almerienses que aquí se le llama berza sólo al guiso que se hace con coles. En otros pueblos, berza es cualquier cocido con verduras varias. Por no hablar de las castañas, las azufaifas, las setas, la caza…

Además, hay que deshollinar las chimeneas, acopiar leña, quitar las bolas de alcanfor de los armarios y orear la ropa de abrigo. Y, si aquí lloviera, habría que llevar las gabardinas al tinte y los paraguas al “mecánico” para que les pusiera varillas nuevas.

(Foto de Juan José Pascual)

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: