//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Invertir en bolsa

Vino y dolarEl monopolio eléctrico debe de estar “jiñao”. Nos van a tener que devolver un dineral (dicen que unos 40 € por vivienda) que nos habían cobrado de más. ¡¿Sólo cuarenta?! De todas formas algo es algo, y tenemos que empezar a pensar qué hacemos con este ingente ingreso inesperado. Antes de acabar la columna alguna sugerencia les daremos para que no se vayan de la columna de vacío. Mientras, vamos a aclarar por qué hemos escrito monopolio cuando hay varias empresas relevantes en el sector.
Hay tres compañías gordas y algunas más pequeñas, pero se tienen el territorio tan hábilmente repartido que, en la práctica, en cada sitio sólo manda uno. Como además tenemos un sistema de precios que no nos merecemos, nos encontramos con la tercera electricidad más cara del mundo para clientes domésticos, sólo por detrás de, ¡pásmense!, Malta y Chipre. Se supone que en estos dos paisitos ocurre como en Canarias, donde hay que llevar la calambre a cubos, vatio a vatio. Encima, en el recibo pagamos, no sólo los kilovatios que hemos gastado, sino también un cerro de cosas entre las que sólo les falta incluirnos el gasto en cartuchos de impresoras de las eléctricas; gasto que también ha disminuido drásticamente ya que no se suelen hacer recibos en papel. El gasto más sangrante de los que sí pagamos es el de las primas a la energía. Resulta que hay una prima bien gorda para que las centrales térmicas quemen carbón nacional, porque era más caro que el importado. Ahora resulta que el carbón foráneo ha subido más, pero les seguimos pagando las primas a las eléctricas. Luego están las primas a las energías renovables, que de algún bolsillo habrá que pagarlas. ¿Adivinan de cuál? Lo cierto es que, al parecer, en algo se han pasado y ahora nos lo van a devolver. Entonces, a lo que íbamos, a invertirlos: cuarenta euros dan para cuatro medias de manzanilla con tapa, para siete u ocho entradas de cine, para un arreglo de boda en la pelu… Porque no vamos a hacer como aquel mendigo que pedía en la puerta de Puga, a quien un generoso parroquiano le dio un euro y le dijo: -Aquí tiene, buen hombre, pero no se lo vaya a gastar en vino. El pordiosero le respondió; -Cá, con esto me voy a comprar acciones de Telefónica. Pues eso, los 40 € para vino y que lo disfruten con salud.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 53,881 visitas
A %d blogueros les gusta esto: