//
estás leyendo...
Gastrofilias

Alimentos industriales “fiables”

También se podría titular este articulillo Conversación en el “súper”. Porque ocurrió un supermercado de la capital hace unos pocos días: un vendedor de congelados le ofreció a un amigo mío, encargado de compras del local, unos aros de calamar muy aparentes y baratos. Consigue un pedido, y al despedirse –como es buen amigo de mi amigo- le dice que no se le ocurra llevárselos para su casa, porque están hechos de una pasta de no se sabe muy bien qué, a la que blanquean con un producto químico y le dan brillo con otro. Mi amigo no se quedó con los nombres exactos de lo espantado que estaba; a ver si a la próxima se entera, me lo cuenta y yo lo largo aquí.

De lo que sí puedo largar con detalle es de lo que le echan a las “almendras al horno” Matutano. Resulta que estos días he pasado muchas horas en Torrecárdenas por causas diversas y me he tenido que buscar la vida para picar algo (comer en la cafetería no se lo recomiendo ni a mis enemigos). En el puesto de chuches de la entrada, buscando entre cientos de guarrerías, encuentro por fin unas simples almendras semiescondidas bajo el mostrador. Y encima eran al horno, “sin una gota de aceite” dice el envase. Pues estupendo, me digo, ya tengo mi ración de frutos secos del día. Y saludables al máximo. Sí, si. Cuando por fin conseguí una lupa (las miniletras sobre fondo rojo oscuro son difíciles de leer) me enteré de los ingredientes: sorbitol, almidón de patata modificado, harina de arroz, extracto de levadura, levadura en polvo, azúcar caramelizado, dextrosa, aromas, especias, cebolla en polvo, goma arábiga y sal. Bueno, y almendras, claro, pero de esas pequeñicas, dios sabe de donde las sacan, aunque por el precio podrían utilizar larguetas, o hasta marcona almeriense de primera. 3,50 € la bolsita de 105 gramos. ¡A 33 eurazos el kilo! Una buena almendra –tostada, cruda o frita- se encuentra en las tiendas a la mitad de precio o menos. La marcona un poco más.

Eso sí, estas almendras industriales vienen envasadas primorosamente, no como los aros de “calamar” que van a zorromullón. No, y hasta nos dicen en el envase: “¿Y hoy, has sonreído?”. Una vez que lees los ingredientes se te hiela la sonrisa.

Anuncios

Comentarios

2 comentarios en “Alimentos industriales “fiables”

  1. Bueno, no se queje jefe. No llevan msg, potenciador del sabor.
    La cosa manda webos

    Publicado por Almeriense en hk, por poco tiempo | 31/05/2014, 7:51 pm
    • ¿El msg ese es lo mismo que el glutamato? ¿O peor…?
      Ayer estuvimos em Málaga Food&wWine Festival tu chef de Alejandro y yo. Creo que no quedamos mal del todo, habrá que ver lo que dicen los periódicos y esas redes.

      Publicado por ZapataYMolina | 02/06/2014, 6:28 am

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,222 visitas
A %d blogueros les gusta esto: