//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

La clave es la avaricia

AfinsaEn estos días han aparecido varias noticias sobre abundantes casos de timos por los viejos sistemas de la estampita y del tocomocho. No se sabe si es que hay más casos o que el periodista, en plena canícula, con los sesos derretidos saliéndole por las orejas, no tiene otra cosa más llamativa sobre la que escribir. Lo que pasa es que esta vez ha sido la propia Policía Nacional la que ha dicho que hay un repunte de casos de semejantes timos. Como todo el mundo sabe en qué consisten aunque no hayan visto la película “Los Tramposos” (1959), nos ahorramos describirlos (y de paso no les damos pistas a los que quieran iniciarse en el “oficio”. Que se compren la peli en DVD). Aunque, bien pensado, deben quedar muchas personas que no lo saben porque siguen cayendo en el garlito. Como al parecer las víctimas en estos últimos casos han sido personas de edad avanzada, hay quien ha generalizado diciendo que en estos timos sólo caen los viejos. Craso error. El denominador común de las víctimas es que son avariciosas y poco escrupulosas, además de poco leídas cuando no están enterados de los viejísimos sistemas del sobre con billetes y del décimo premiado. Lo más relevante es la avaricia; la ignorancia y la falta de compasión por el prójimo desgraciado no son sino condimentos y, por supuesto, agravantes.
Si estos timos parecían estar en desuso, la realidad es que se siguen usando a escalas mucho mayores, descomunales: lo que los americanos llaman “esquema Ponzi” y aquí siempre hemos llamado “la pirámide”. El fundamente es el mismo: la avaricia, en este caso estimulada por unos aparentes rendimientos enormes del capital invertido. La ignorancia también está presente, porque los incautos –y muchos cautos- piensan que se pueden comprar duros a cuatro pesetas. La diferencia, aparte de la cuantía dineraria que se mueve y se pierde, entre los timos artesanales y las grandes estafas (Forum Filatélico, Afinsa, Madoff, Gowex…) es que los damnificados de la estampita se suelen morir de vergüenza y los afectados por los grandes estafadores pretenden que el Estado (o sea, ustedes y nosotros) nos hagamos cargo de sus pérdidas; mientras ingresaron el 8 o el 20% de intereses no se dirigió nadie a Cáritas para repartir las ganancias con los pobres.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,222 visitas
A %d blogueros les gusta esto: