//
estás leyendo...
Gastrofilias

Michelín, ¿para qué?

Ale mexicoUn signo infalible del otoño es la aparición de la guía Michelín. El revuelo dura varios días y es noticia de portada la concesión o la pérdida de estrellas. Este año destaca la segunda de Aponiente porque sólo hace cuatro años que le dieron la primera. En Andalucía sólo Dani García ha alcanzado ese rango. De tres estrellas ninguno, ni ahora ni en toda la historia de la guía. En Almería tenemos dos, La Costa y Alejandro, ganadas a pulso y mantenidas a pesar de la fuerte bajada de clientela de estos últimos años. La Costa ya lleva nueve años, es la más antigua estrella de las actuales andaluzas, y Alejandro cinco, aunque la perdió cuando se fue a Hong Kong; por eso es tan meritorio que la haya recuperado y que la mantenga dirigiendo desde tan lejos. Ahora comanda un lujoso restaurante recién abierto por el Club Millésime en el hotel StRegis (5* GL) en México DF.

Decía que la crisis de este último lustro ha lastrado el negocio de la alta restauración, pero la verdad es que nunca han tenido estos restaurantes el aprecio y la clientela de los que disfrutan de Madrid para arriba. Muchas veces, en los veinte años en que hice la crítica de restaurantes en la revista Andalucía Económica, he comido solo, o casi, en locales de alta calidad. Por ceñirme a los estrellados, en marzo de 2009 estábamos tres personas comiendo en Abantal, único restaurante de Sevilla con estrella, concedida pocos meses antes. En José Carlos García, éramos dos comensales una soleada mañana malagueña en el fantástico local de MuelleUno. La estrella se la dieron poco después, en 2013. En Choco solo había otra mesa ocupada además de la mía; eso sí, faltaban tres años para 2012, que fue cuando consiguió la única estrella que ha tenido nunca Córdoba. Cierro ya -por falta de espacio, no de ejemplos- con una escena en “ca” Ángel León. En la mesa estaban dos directivos de los que preparaban la celebración de La Pepa; uno era el director cultural del asunto. Completaba el cuarteto Santiago Alfonso, de Cosentino, al que trataban de implicar en el patrocinio de los actos. El tal dirigente cultural se sorprendió de la calidad de Aponiente y confesó que ni sabía que existía. Lo más gordo es que el tío vivía en el propio Puerto de Santa María. Con estas clientelas es milagroso que tengamos nueve estrellas en Andalucía.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 53,881 visitas
A %d blogueros les gusta esto: