//
estás leyendo...
Gastrofilias

Vino y queso

quesovinoAcabo de probar un tinto de 12º, cosa rara desde que Parker puso de moda la tinta china y los taninos salvajes; así que me apresuro a contarlo para los aficionados a los vinos placenteros que permiten tragos gratos y repetidos. Conde San Juan 2014 es un tempranillo de la D.O. Valencia. Mal empezamos, está muy difícil salirse de la pareja rioja-ribera, propuesta casi única en la gran mayoría de nuestros bares. Por si el detalle anima a los eximios empresarios del sector, sepan que anda por los 4€. Aunque ya sé que los riojariberas que se cobran a 3€ el chato con tapa no suelen costarles más 2€ la botella.

A lo que iba. El vino que comento es de la bodega Antonio Arráez, una pionera de la zona, la más sureña de la D.O., muy cerca de Jumilla, hasta el punto de que tienen también un vino con esa D.O.: Vivir sin dormir (están de moda los nombres “graciosos”). El Conde San Juan tiene un color rubí, algo abierto para el gusto actual, pero muy bonito y con un leve matiz lila de juventud. El aroma es clásico de la tempranillo, muy frutal, de media intensidad y muy limpio. En la boca, ya digo, se cuela sin aristas. Y pide más. Me bebí media botellica con un pescado azul en papillote y un buen trozo de queso de mahón semicurado. En España –y cuanto más al sur, más- se asocian quesos fuertes con vinos tintos potentes, pero un queso fuerte y/o picante arruina un gran vino, porque resalta los taninos y resulta más áspero. Y si es un vino larga crianza, el picante y el amargor se cargan la elegancia y la complejidad. Este tinto joven pero ligero, pariente de los mejores cencibel manchegos, combina muy bien con un queso manchego. En el caso del mahón, se trataba de un semicurado (siete meses) con mucha cremosidad en la boca y sabor lácteo fino e intenso. Aviso a navegantes: circula por ahí queso de mahón sin D. O. que no sabe a nada. A mí me lo colaron en un puesto de la plaza: para imitar el color calabaza, típico de la corteza de estos quesos cuando empiezan a añejarse, lleva pegado un papel filme de ese color que, hasta que no le metes el cuchillo da el pego.

El trío perfecto lo completa un pan adecuado. En este caso uno de centeno que no sea muy ácido o uno de cereales como el que tienen en La Tiendecilla, en la calle de las Tiendas, donde hubo hasta hace poco una sombrerería que, cosas del querer, se llamaba calzados Leal.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: