//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Reformas verbales

AAAlacarcelEl Gobierno decidió aprobar el pasado viernes, con carácter urgente, un importante cambio -o mejor dicho, una reforma verbal- de la palabra imputados. El próximo mes de septiembre, cuando entre en vigor la Ley de Enjuiciamiento Criminal, no habrá imputados, sino investigados y encausados, según el momento procesal en que se encuentren los imputados, perdón, lo que sean. Los mal pensados andan diciendo que se hace esta reforma para evitar una contradicción: que haya imputados en las listas electorales, a pesar de que sí los haya. En cualquier otro momento histórico no hubiera sido difícil quitar de las listas a los “presuntos” imputados; pero ahora la cosa está complicada porque hay más candidatos a ser candidatos imputados que pajaricos.

Esta labor de depuración lingüística –digna de que los miembros de este Gobierno consigan sendos sillones de la RAE- ha calado tanto en nuestras fibras sensibles idiomáticas que nos ha llevado a elaborar algunas propuestas de reformas verbales. Primero: cuando un investigado pasa a ser encausado y, posteriormente, condenado, para evitar ambigüedades y malentendidos se proponen: réprobo, no progresa adecuadamente o enviado a la gehena. Otra palabra que no está clara es corrupción, porque significa cosas distintas según la use un gobierno o su oposición, sean del ámbito territorial que sea. Proponemos olvidar tan ambigua palabra y cambiarla por sepsia para casos generales, corrosión para metales o cosas así de duras (como jetas, por ejemplo), y por tomaína para casos de corrupción animal que es la que predomina. En vez de trincar, que suena tan vulgar, se pueden utilizar multitud de sinónimos; se ve que es una cuestión que siempre ha dado mucho de si: apandar, chorar, distraer, sisar, rapiñar, depredar…y así cuatro columnas del Casares. Lo más sencillo sería mantener la palabra robar, pero estamos en que queremos depurar el idioma. Para “poner el cazo” hay multitud de sinónimos en el mundo culinario que no son tan “descarnados”: puchero, sauté, olla, cocotte, tofio majorero, marmita…

Aunque nos ha llevado muchas horas concretar estas propuestas, merece la pena ayudar a esta tarea de mejorar la lengua para que todo el mundo la entienda mejor. ¡Eso es un Gobierno que cuida la cultura!

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,222 visitas
A %d blogueros les gusta esto: