//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Pasión primaveral

aaaligarQuitando a los alérgicos (excepto los que lo son a los ácaros o polvo casero), todo el resto de la población se beneficia de la primavera aunque, como siempre, hay categorías -vulgo castas- que se benefician más que otras. Se trata de las jovenzuelas y de los viejos/as. Por lo que a las primeras se refiere, el inicio de la primavera y la consecuente llegada de los primeros calores, les permite quitarse el boatiné y lucir esplendorosas carnes, eso sí, aun blanquecinas por la falta de playa. El hecho inmutable de que este inicio coincida con la Semana Santa provoca que, no sólo cambien de vestimenta, sino que estimula la mayor permanencia en las calles. Esta coincidencia con la Semana Santa no es intranscendente, ya que los padres de las quinceañeras (o treceañeras) son más permisivos, quizá con la esperanza de que se sientan movidas a devoción y piedad por los desfiles de las imágenes sagradas, acompañadas de tambores y cornetas. Por eso decía Carlos Santos que la Semana Santa era la época del florecimiento de la nueva generación de “teenagers” que cada año se incorpora por estas fechas a la sociedad fiestera de las cuatro calles y alrededores, y se inician en el ligoteo y en el consumo de cubatas y calimochos. Y Carlicos era un experto en esta materia.

Un corolario directo de esta eclosión primaveral es que la otra casta o categoría favorecida generosamente por la primavera es la de los viejos y viejas. Nótese que en este caso hablamos de ambos sexos. Y es que la subida de la temperatura favorece la lucha contra el/la reúma, que es uno de los mayores azotes que nos afecta a los miembros de la edad provecta. Y eso sin hablar del espectáculo visual (o más bien visionario) promovido por lo dicho más arriba, del que disfrutamos los vejestorios. Queda la duda de qué nos gusta más, si este espectáculo juvenil o ir a supervisar obras, ocupación proverbial de los jubilados españoles. Como ahora hay muchas menos obras, el otro espectáculo gana aún más espectadores. Eso sí, hay que echarle valor y trasnochar un poco para contemplar la movida primaveral en todo su esplendor. Pista para los recién incorporados/as a la tercera edad: la mayor concentración se da entre la calle Real, plaza de los Burros, Tiendas y plaza Virgen del Mar. Y más bien tardecillo.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: