//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Es la Historia, estúpidos

aaalmarTreinta y tres siglos y estamos en las mismas: destrucción de reinos, de culturas y del comercio internacional, motivada por el cambio climático, sequías, terremotos y migraciones más o menos pacíficas. Aproximadamente como ahora, exagerando un poco, pero no mucho en lo principal. Veamos: se sabe que en el siglo XIII a. C. “se jundió la Babilonia porque le faltó el cimiento”, como dice la soleá apolá, esto es, que aunque lo de la guerra de Troya fue invento de Homero, algunas broncas gordas sí se organizaron en todas las costas del Mediterráneo oriental. Era una época con varios grandes actores en liza: Egipto, que era el más gordo –algo así como USA ahora-, Hatti (reino de los hititas), Creta-Peloponeso, Mitanni, Asiria, Babilonia y otros menores. Había mucho comercio entre ellos –una globalización de toda la zona conocida- guerras, alianzas y las pugnas por el poder correspondientes. Y estaban tan boyantes cuando, alrededor de 1200 a. C., se montó la carajera hoy conocida por los historiadores como la invasión de los Pueblos del Mar. Lo que en principio pudo ser una más de las crisis habituales, ahora se juntó con unos cuantos terremotos, sequías con sus hambrunas consiguientes y migraciones descontroladas, unas con intenciones guerreras y otras económicas. De esta conjunción de hados nefastos se derivó el desastre, y el mundo global, relativamente rico y culto, se fue a hacer puñetas y no se recuperó hasta la extensión del Imperio Romano. Este Imperio también cayó, en un escenario de circunstancias parecidas y también le siguió un largo período oscuro hasta el Renacimiento.

Todo esto nos lleva a cavilar si no estaremos en vísperas de un nuevo zafarrancho: tenemos la lucha por la hegemonía mundial (ahora ya mundial del todo) y por el control de las materias primas (entonces era el cobre y hoy el petróleo), cambio climático, migraciones y desastres naturales. Además hay un factor que contribuyó de forma decisiva a la caída del Imperio Romano: la toma del poder político por la Religión. Entonces fue la iglesia cristiana y ahora es el Islam. Demasiados paralelismos para no acojonarse. Pero, en fin, como si no ponemos pie en pared puede que llegue la fin de “este” mundo, habrá que aplicar el dicho catalán: “folleu, folleu, que el mon s’acaba”.

 

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,086 visitas
A %d blogueros les gusta esto: