//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Noche en negro

a la hogueraPara una noche que se puede andar por el centro de Almería sin tropezar con las sillas de las terrazas bareras, sin chocar contra la barrera del sonido que es aun peor, sin ser acosado por pedigüeños de amplio espectro, sin tener que rodear las plazas recoletas porque están instalados los botellones…para una noche, decimos, que es la noche de san Juan, no tiene uno ni un abrevadero de guardia donde tomarse un chato. No hay ni un puñetero bar, pub o discoteca que se quede en su sitio. O sea, que los vecinos del centro nos pasamos trescientos sesenta y cuatro días al año quejándonos de la suciedad en las calles -aguas menores y hasta mayores incluidas-, de la bronca persistente hasta las seis o las siete de la mañana, hora en que toman el relevo los basureros con sus modernas máquinas limpiadoras que no conocen la tecnología del silenciador…y la única noche en blanco de verdad (la “oficial” es espantosa) nos quejamos también. Le vamos a dar la razón a los que dicen que somos unos quejicas y, añadimos de nuestra cosecha, ¡qué lástima llegar a viejo!

Pero es que tenemos nuestros motivos. Las “noches en blanco” son un dolor. Los comerciantes parece que venden algo más, aunque hay quien arguye que los días anteriores no venden un euro porque el personal espera a los descuentos de la famosa noche. Los bares, eso sí, ganan un porrón más, aunque el consumidor recibe un servicio pésimo y unos productos de inferior calidad (aun inferior, sí) y preparados con antelación suficiente para tener stock y, de paso, que se empercudan unas miajas. Y si salimos de las noches, tenemos una amplia programación de procesiones, desfiles, presentaciones, manifestaciones (procesiones laicas) y varios, que producen un casi permanente cierre del Paseo y de las pocas calles practicables que quedan en la parte vieja de la ciudad. Entendemos por practicables las que no tienen terrazas de bares ni obras públicas o privadas. Las pocas calles no peatonales que quedan para entrar o salir del barrio son para el carril bici y encima las cortan cada dos por tres para cualquiera de las actividades citadas, además de podas, rodaje de películas o pintado de carriles-bici. Más lo que nos venga encima cuando empiece a tener ocurrencias el edil Cazorla.

Nota: Esto lo escribimos el sábado y se publicó el lunes. Luego resultó que añoche había algunos bares en los que repostar, para los que no fueron a lavarse los ojos a la playa. Loores a Casa Puga, Saboreo y unos pocos más que nos aliviaron.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 53,881 visitas
A %d blogueros les gusta esto: