//
estás leyendo...
Gastrofilias

Renovaciones

aacortaHoy visitamos dos bares nuevos instalados en locales con historia. Empecemos con el más “antiguo”, Motown, que lleva ya casi un trimestre en el viejo local de El Barril que fue abierto por el camarógrafo “Ginger” Gemmel en 1971, en la esquina de Arapiles con el parque Nicolás Salmerón. Por aquí han pasado, desde que se fue Gemmel, varios negocios. Ahora lo han tomado un grupo de jóvenes socios que lo han redecorado, conservando, eso sí, el viejo letrero de la calle. Lo más destacable es que casi todas las tapas y platos los elaboran en su cocina, con resultado irregular pero con una calidad media bastante potable y, sobre todo, con mucho interés. Cuando no es tapa propia se lo dicen al cliente y eso sí que es insólito por aquí. Por ejemplo, advierten que las croquetas de las tapas no son caseras, aunque los de ración sí lo son, y bastante buenas, por cierto. Sobresaliente para la sopa de verduras, sabrosa y ligera, con las verduras al dente. También destaca la ensalada de lentejas y el tataki de atún. Y, para los escasos pero devotos adictos, tienen Las Medallas de Argüeso. Estupenda manzanilla.

El otro novísimo –apenas un mes de vida- se llama Rayuela y está en un local –con entradas por las calles Sócrates y Conde Ofalia- por el que han pasado otros dos negocios desde 2005. Primero fue el doblete taberna A’ Casiña – ristorante Ritabella, y estos dos años últimos el restaurante De Víctor. Rayuela, igual que Motown, está gestionado por un grupo de jóvenes socios, y también elaboran en su cocina todas las tapas. Variadas y hasta originales en ocasiones. También con altibajos, pero démosles tiempo, porque hay ilusión y ganas. También hacen sus propias croquetas, de muy variados rellenos y fritas con aceite limpio. Eso sí, alguna vez salen algo frías por dentro. Es bueno y cremoso el salmorejo, cosa poco frecuente en estos lares; lo hacen tradicional y con remolacha, servidos juntos. O la clásica morcilla con tomate. Tapa nueva del otro día: una especie de falafel relleno de cebolla, más que correcto y bien frito. La música –de jazz y a volumen decente- está en consonancia con el santo patrón del local, algunas de cuyas obras, enteras o en fragmentos, ilustran el espacio. No sólo de tapas vive el hombre. Ni la mujer.

 

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 53,898 visitas
A %d blogueros les gusta esto: