//
estás leyendo...
Gastrofilias

Familias hosteleras

AAlmontenegroComo era previsible, dados los numerosos actos gastronómicos que se comentaban aquí el sábado pasado, esta ha sido una semana de mucho ajetreo. Bendito ajetreo. Al margen de los actos programados, que todos los medios están contando con profusión, hay aspectos, no secundarios sino de fondo, que me apetece compartir con los esforzados lectores que hayan llegado hasta aquí (ocho segundos es la media que se dedica a un artículo, según sesudos estudios). El primero es la calidad humana y profesional que hay detrás de estas celebraciones. Personas y familias ejemplares que han levantado empresas prestigiosas. En Vera, la hoy mundialmente conocida Terraza Carmona tuvo su origen en el ambigú de un cine de verano. En El Ejido, la familia Álvarez ha convertido un figón de carretera en un restaurante con la estrella Michelín más antigua de Andalucía. Del congreso que se clausura mañana a mediodía no tengo experiencias directas puesto que escribo esto el viernes. Para empezar, no me perderé la cata dirigida de vinos de Jerez; y para terminar asistiré a la que puede ser refundación de la Academia Andaluza de Gastronomía a la que pertenecí desde 1991.

De las Jornadas de Vera me traigo un detalle nuevo, no directamente relacionado con los actos, que me parece destacable. Cuando los camareros salen de la cocina, en las puertas de acceso al comedor y al bar encuentran sendos letreros que rezan: “Sonríe, entras en escena”. No puedo estar más de acuerdo; a mis alumnos de Turismo de la UAL les insistía mucho en que la mejor herramienta del camarero es la sonrisa.

En la capital ha habido un acto, más modesto pero también significativo. El Ayuntamiento de Almería le ha impuesto la medalla de oro de la ciudad a José Ibarra, que lleva al frente de su Bodega Montenegro desde que volvió de la mili, allá por 1958, aunque desde niño trabajaba como empleado. Ha cumplido ochenta años en octubre y sigue acudiendo a su cocina de madrugada, mientras su hijo Javier hace la compra. Pepe, que está como nunca (debe ser el vino), hace una de las mejores frituras de Andalucía -con oliva virgen extra- y tapas de cocina de las que ya no se encuentran. Recuerdo cuando iba con mis coleguillas, allá por los 60, a tomar medios litros de blanco manchego o clarete de Alboloduy, y solo tenían tapas elementales, propias de las bodegas y “puestos” (aun no se llamaban bares los bares).

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 53,881 visitas
A %d blogueros les gusta esto: