//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Navidad eterna

aalbarSi no fuera porque es muy largo para el periódico, hubiera titulado este artículo “De san Martín a san Valentín del tirón”. Con la digestión del roscón a medio hacer (¿qué le echarán?) me llega por email la primera sugerencia para celebrar la festividad de los enamorados “en el hotel con más encanto de Madrid”. Las comidas navideñas, por su parte, empezaron por san Martín. Que, por cierto, no sé a quién se le ha ocurrido adjudicarle un veranillo como a san Miguel. San Martín estaba reservado para iniciar la temporada de matanzas: “A cada cerdo le llega su san Martín”, pero como este veranillo recién inventado ya sale en Wikipedia, el mundo mediático cree existe desde siempre. Así que, este otoño-invierno la hostelería no ha sufrido la clásica baja de noviembre ni parece que vaya a tener cuesta de enero-febrero, meses habitualmente aprovechados para jornadas gastronómicas.

Las pascuas han sido muy rentables para la hostelería, al menos no he encontrado un solo empresario que se haya quejado, y eso sí que no es normal. Me alegro, pero también hay daños colaterales. El primero es que se empieza a notar una cierta subida de precios, en algunos casos notable. La calidad de la oferta no por eso mejora, en unos casos por la falta de cariño que le ponen; y los buenos, porque con el agobio no dan abasto a preparar sus tapas como suelen. En los días de más afluencia mis barras favoritas eran casi inaccesibles (las demás también) y si conseguía un palmo de mármol, la tapa que buscaba se había acabado o esos días no la hacían. La ensaladilla (medio) rusa de uno había sido sustituía por el mismo puré con lechonesa y variantes de la inmensa mayoría; el fino y la manzanilla, panacea para mis males, o habían desaparecido en un cambio de gerencia o eran unos completos desconocidos para camareros y dueños. El pescado, entre festivos sin lonja y ponientás, era todo congelado o, en los pocos sitios donde no lo es, directamente no había.

Así que, hala, a prepararse para san Valentín, que no falta tanto. Es más, el email del Hotel Orfila (Relais et Château nada menos) informa que homenajea a Eros todo el mes de febrero. La Cena Romántica cuesta 160 € para dos. Los de fuera podemos optar por el Plan Alojamiento Romántico para dos por 475. O 665 si se añade el tratamiento de belleza.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 53,898 visitas
A %d blogueros les gusta esto: