//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Apocalípticos e integrados

ApocalipEsperemos que Umberto Eco se haya muerto sin conocer a Pablo Iglesias. Nos explicamos. En 1964 escribió un libro que tuvo una grandísima influencia en el pensamiento occidental cuyo título encabeza esta columna. En aquellos momentos el primer mundo se debatía entre el mantenimiento de una situación de crecimiento económico que parecía imparable –y lo fue hasta mediados los setenta- y los primeros escarceos de lo que sería la juventud rebelde: los beatniks rupturistas por un lado y los rockeros por otro. Aunque de estos últimos, la mayoría estaban en la onda, relativamente integrada, de Chubby Checker y Elvis. Poco después explotaría el movimiento hippie que sí tuvo capacidad rupturista de la acomodada sociedad. Luego se convirtió en un “folklore” de flores y drogas, pero esto ya no tiene que ver con lo que estamos contando. Que es el momento en que Eco distinguía entre apoltronados y rupturistas. Entonces mucha gente veía bastante clara esta dicotomía, porque respondía al ambiente intelectual del momento. Cuatro años después llegó el Mayo francés, que categorizó empíricamente ambas posturas. ¡Hasta cayó De Gaulle!

Sesenta años después poco ha quedado de este análisis. ¿Quién sabría distinguir claramente ahora entre ambas posturas? ¿Estarán los apocalípticos de hoy representados por Iglesias? ¿Será modelo de los integrados Rajoy? Lo dudamos. Uno cuya mayor aspiración es colocarse en el sillón de vicepresidente, controlando el parné, los cañones y los espías difícilmente se puede llamar apocalíptico, líder de un cambio drástico. Que no nos cuenten que quieren el poder para subvertirlo; lo que se ve hasta ahora es que están colocando a los suyos allí donde pueden. Los conservadores, que lo único que piden es “Virgencita, que me quede como estoy”, usan la retórica apocalíptica para mantener el poder. Meten miedo con el desastre que se avecina si los echan, a ver si los dejan seguir partiendo el bacalao, en lo que tienen sobrada y añeja práctica. O ellos o el apocalipsis. Como en la letra del taranto: “Válgame Dios, tío Rufino/ las vueltas que el mundo da…”. Menos mal que don Umberto se ha muerto antes de tener que revisar un escrito de más de sesenta años. Claro que, si un ensayo sociológico fuera eterno sería el Quijote, no un ensayo.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: