//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Hacienda soy yo

HaciendaVa uno por la calle intentando acumular ganas para hacer la declaración de la renta, asustado por la complejidad del impreso y con la incertidumbre de cuánto le saldrá a pagar encima de la brutalidad de retenciones que le han practicado previamente en la nómina. También se va preguntando uno quién será el señor Hacienda, porque le apetecería decirle cuatro frescas. Hasta ahora uno, en su ingenuidad, se había creído aquella frase de que Hacienda somos todos. Tuvo que venir una señora abogada del Estado que, por definición, se dedica a procurar que el Estado recaude, y va y nos dice que eso es sólo un eslogan publicitario. Una coña, vamos. O más bien un engaño, como casi toda la publicidad.

En esto nos enteramos de que Hacienda ha pillado a José María Aznar López. Si, hombre, uno que fue jefe de gobierno y que presumía de ser más español que Franco. Para más inri, lo han pillado por un detalle algo ingenuo y más teniendo en cuenta que es inspector de Hacienda, él. Montó una sociedad llamada Famaztella (original acrónimo, a fe), a través de la cual cobrar los derechos de autor y las retribuciones como conferenciante, lucrativas actividades a que tan dados son los expresidentes. El objetivo es pagar menos impuestos, ya que el de sociedades era del 30 % y el IRPF le hubiera llegado, con su nivel de ingresos, a más del 50. O sea, lo mismo que hacen futboleros, folklóricas, toreros… y Monedero, que tan criticado fue por todos. Pero da la casualidad de que una sociedad dedicada sólo a acumular ingresos se pilla enseguida porque el truco está muy visto. Que esto le pase a un deportista con pocos conocimientos fiscales tiene un pase, pero a un inspector del ramo… Sólo se nos ocurre como explicación a tal cipotá es que pensara que, como sus declaraciones las iban a mirar los “coleguitas” -y siendo él quien es- no le meterían un puro. Sólo así se explica la frustración que sufre por haber sido tratado como un ciudadano más y sus quejas porque los suyos le hayan hecho esta faena. A él. O sea, que no sólo Hacienda no somos todos, sino que al parecer es de unos cuantos, de los que mandan. Hay que volver a recordar a Orwell cuando decía, por boca del cerdo de “Rebelión en la granja”,  que todos somos iguales, pero unos más iguales que otros.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,222 visitas
A %d blogueros les gusta esto: