//
estás leyendo...
Gastrofilias

Tapa gratis

aaajoaEl ministro de Educación ha pedido que las tapas sean consideradas Patrimonio de la Humanidad, diez o doce años después de que Ferrán Adriá propusiera patentarlas. La noticia ha generado muchos comentarios en la prensa –de papel o virtual-, incluidas teorías alucinógenas sobre su origen. La del ministro es nueva para mí: le dijo a la directora de la Unesco que las tapas se deben “a un rey ilustrado y primer alcalde de Madrid, Carlos III”. Que se ponga a la cola, porque otros reyes se disputan el honor, desde Fernando III a Alfonso XII, pasando por el felón Fernando VII. La verdad es que picotear algo para acompañar bebestibles alcohólicos es universal, por ejemplo las botanas mexicanas, los zakusti rusos o el smögasbord sueco. Quizá lo que distingue a las tapas es el surtido amplio que suele haber, un tamaño que permite tomar varias de una sentada y la forma de comerlas, aunque en esto cada vez hay más variedad.

Además, en muchos sitios es “gratis”, es decir, va incluida en el precio de la bebida. Esto es muy antiguo en Almería, aunque ruedan por ahí artículos que dicen que fueron Granada y Jaén las pioneras. Con esto del copiar y pegar la mentira corre que se las pela y ahora suele acompañar a los comentarios sobre la petición del ministro. Por si la recién fundada Academia de la Tapa de Almería piensa tomar cartas en el asunto, les brindo un testimonio directo: en 1961 me examiné de Preu en Granada y luego estuve cuatro años en la Escuela de Peritos de Jaén. Recorrí casi todos los bares de Jaén y muchos de los de Granada, en cuya Universidad estudiaban mis mejores amigos. Y NO había tapas gratis en ninguno de ellos. En Jaén, como mucho, te ponían unas pocas olivas o avellanas (cacahuetes, en realidad). En Granada empezaron a poner tapas gratis en algunos bares a mediados de los sesenta, pero sin posibilidad de elegirlas, como ocurre todavía en muchos locales de allí. En Almería, sin embargo, desde los años cincuenta ponían tapas “de oficio” en casi todos los bares, desde tabernas como Casa Pascual o El Disloque hasta cafeterías elegantes del centro como Castilla. Solían ser de cocina y/o plancha y se podía elegir entre una buena variedad. Si me perdonan la autocita, tengo desarrollado este tema en la Guía Gastronómica de Almería que publicó el I.E.A. en 2007 y 2012.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,222 visitas
A %d blogueros les gusta esto: