//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Procesiones estivales

Curro Vallejo

Curro Vallejo

La procesión se movía/ con honda calma doliente/ ¡qué triste el sol se ponía!/ ¡Cómo lloraba la gente!/ ¡Cómo Jesús se afligía!, que escribió el ilustre maestro y poeta extremeño José María Gabriel y Galán en su poema La Pedrada, que describía una procesión de Semana Santa en un pueblo. Por entonces el crepúsculo se producía a eso de las seis de la tarde, pero entre que ahora la hora se atrasa dos horas, y el cambio climático, ¡vaya una primavera tardía que estamos teniendo! Lo decimos porque el sábado pasado, cuatro de junio, salió una procesión de Semana Santa (y otra “eucarística”, pero vamos a la que vamos). Así que a las diez de la noche, que es cuando se pone el sol estos días y el calor que nos va invadiendo, hacen imposible que veamos la puesta de sol como en el citado poema. Ahora, la caída del sol y la posible brisilla marinera son una liberación en vez de motivo de congoja, llanto y aflicción.

Y es que hasta que las circunstancias no nos enseñan la dura realidad no nos creemos lo del cambio climático. Hasta ahora creíamos que la Semana Santa caía siempre en abril o marzo. Ahora se ve que cae en junio, lo que viene a incidir en lo que hemos escrito una miaja más arriba. Además de al cambio climático, tenemos que agradecer el tema de este artículo a la creciente presión beatificadora y beatitudinaria que abruma a esta provinciana sociedad. Hasta un perpetuo diputado a Cortes por esta provincia le ha donado su medalla del Congreso de los Diputados a la Virgen de la Soledad, a cuya imagen le fue impuesta antes de salir a pasear (procesionar, dicen los que ignoran el diccionario) por las engalanadas calles de la ciudad. Parece una donación generosa, pero no lo es tanto si tenemos en cuenta que el parlamentario en cuestión tiene unas cuantas medallas, una por cada legislatura de las que lleva, que ya hemos perdido la cuenta. Eso sí, mayor relevancia adquiere el gesto si tenemos en cuenta que estamos en plena campaña (pre)electoral.

Pensándolo despacio, no sabemos de qué nos extrañamos, si las procesiones no paran. Hace poco fueron el Rocío y el Corpus; pronto vendrán rocíos chicos y medianos, corpus también de diversos tamaños, octavas… hasta enlazar con las inmediatas vírgenes veraniegas. Moraleja: ¡Qué despacio están los capillitas!

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,086 visitas
A %d blogueros les gusta esto: