//
estás leyendo...
La Tapia del Manicomio

Feria, feria

aalaferiaParece que ha habido menos gente en la Feria, tanto en la del día como en la de la noche y algunos se han quedado cavilando: los munícipes, aunque dicen que se ha mantenido y hasta mejorado, lo hacen con la boca chica y  reconocen que la asistencia ha bajado. La oposición, lejos de oponerse, pide medidas para “dinamizar” la fiesta. Los hosteleros rápidamente van y agarran la mosca por el rabo y piden que pongan más chiringuitos en el centro, especialmente en el Paseo como hace un par de años. No sabemos qué opina el conjunto de la población, pero sospechamos que habrá división de opiniones entre los vecinos del centro y el resto. También habrá opiniones distintas entre los que van a la Feria: unos la quieren medio presentable y a otros les da igual porque, primero, haya feria o no, van a coger los mismos cebollones y mear en las mismas calles. Y segundo, como compran tinto de verano de a dos litros y/o alcoholes de garrafón, no van a los chiringuitos y les da igual cuántos haya y dónde los pongan.

¿Se han preguntado munícipes y hosteleros por qué la gente, en general, va menos a la Feria? Tenemos algunas sospechas, fruto de intensas encuestas sociológicas a dos docenas de amigos y conocidos. Pongamos un ciudadano al que le gusta quedar con los amigos para echar unos vasos con tapa y tertulia en una caseta agradable, o en un chiringuito al mediodía (esto es menos explicable por el calor, pero hay gente “pa’ tó”). Y resulta que va al espléndido ferial y hay apenas diez casetas, la mayoría “obligadas por sus circunstancias”, con un servicio regularote. Al lado, cientos de decibelios atruenan la noche desde las abarrotadas discotecas “juveniles”. Si no está obligado a llevar al niño a los caballicos, ni asoma. Y si decide arrostrar el solanero implacable en los chiringuitos, tiene que abrirse camino entre pandas de botelloneros y se mete en un charco de meados al cruzar una calle. Luego hace cola para comprar tiques –calculando bien, no sea que tenga que volver a la cola- y otra cola para pedir las consumiciones. Le dan el vino en plástico con tapas de plástico, prefabricadas. Lo normal es que opte por ir a su bar de toda la vida, o irse de vacaciones. A ver si a los responsables se les ocurre algo para una feria de calidad (*) en lugar de volver a poner el Paseo como un barrio de El Cairo.

(*) Ejemplo de feria de mediodía de calidad, en la foto de arriba.

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 56,086 visitas
A %d blogueros les gusta esto: