//
estás leyendo...
Gastrofilias

Movimiento de bares

iaaacartearnterior-localSi esta columna tuviera que reseñar los bares que abren, cierran o cambian en Almería, tendría que ser diaria en vez de semanal. Sería como la antigua (años 50-60) sección del Yugo “Movimiento de buques”, que tenía tres apartados: entradas, salidas y surtos. Sólo que la de los bares sería más nutrida, porque en aquellos años llegaban al puerto poco más que unos cuantos vapores en la campaña de la uva, un barco de guerra en la Feria y un par de “melilleros” a la semana (ni rastro de una operación paso del Estrecho, entonces el trasiego emigratorio era de almerienses que cogían el tren para irse a trabajar a Alemania). Bueno, vamos al movimiento de bares, al que le voy a dedicar hoy el espacio semanal porque ha cerrado uno de mis favoritos y ha abierto otro que puede llegar a serlo, si no se tuerce.

Primero las buenas noticias. Hace pocas semanas que ha abierto el bar La Cartería, que se ha instalado en un local por el que han pasado en pocos años dos o tres bares, a cuál menos atractivo. Está detrás del antiguo edificio de Correos, en la saturada calle Padre Alfonso Torres. Entre las decenas de aperturas que llevamos en la capital este año, destaca por la cocina, por el servicio y por la decoración. Nada menos. Tiene cocina –totalmente a la vista- y cocineros, y no estoy diciendo una obviedad. Allí se cocina, no se abren sobres ni se descongela 5ª gama. Y encima bien: el salmorejo es cremoso, con un aceite virgen extra notable. Las albóndigas y la asadura, están hechas en el día y son de las mejores que he tomado en mucho tiempo. Las tortas de bacalao se fríen en sartén. Unos sencillos mejillones al vapor salen suculentos y con un caldo rico de beber. Es muy bueno el jamón ibérico con D.O. Guijuelo; en el bocatín con pan de cristal es recomendable. Los vinos por copas cumplen, especialmente la manzanilla Solear, perfecta de punto. La decoración no es “vintage”, menos mal, sino sencilla, fina y agradable, así como el servicio, muy atento y profesional. A ver si dura, ya digo, porque -y aquí viene la mala noticia- ha cerrado Casa Manuel, único sitio donde hacían las auténticas tortillitas de camarones, además de unas cuantas tapas y guisos más que decentes; y tenía una manzanilla en rama que quitaba “las tapaeras del sentío”, como decía Antonio Mairena.

 

Anuncios

Comentarios

Aún no hay comentarios.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 54,801 visitas
A %d blogueros les gusta esto: