//
Archivos

La Tapia del Manicomio

Esta categoría contiene 369 entradas

Dos manifestaciones

El sábado por la mañana nos encontramos –con un par de horas de diferencia- con dos manifestaciones. Bueno, con una manifestación y una apariencia. La mani era de unas doscientas personas, casi todas chicas jóvenes, pidiendo la dignificación del trabajo de dependienta. Y tienen motivos más que suficientes. Cualquiera que pase a las diez de la noche por el Paseo (no digamos por un centro comercial) se encuentra con casi todas las tiendas abiertas, tiendas que –también casi todas- abrieron a las diez de la mañana. Y casi todos los domingos y fiestas de guardar. De guardar billetes los empresarios, se entiende. Los sueldos suelen ser miserables y los empleos temporales. Ignoramos qué porcentaje de las horas extras trabajadas se les pagan, aunque ellas dicen que una o ninguna. Porcentaje en el que coinciden con la hostelería, verbigracia.

La “apariencia” de manifestación consistía en un par de docenas de hombres mayores que nosotros (que ya es ser viejuno) acompañados por una excelente charanga de “brass”, como las de la Feria. Aquí, la reivindicación, manda cataplines, es “mantener el poder adquisitivo de las pensiones”, lo que quiere decir en cristiano que suban lo mismo que la inflación. Visto así, parece la mar de razonable, porque es lo que los currantes siempre hemos reivindicado. Los problemas empiezan cuando se sabe que las pensiones dejan a deber todos los años dieciocho o veinte mil millones de euros. Las leyes de la Seguridad Social establecen que las pensiones se pagan con la recaudación de las cotizaciones sociales de cada año, y dichas cotizaciones llevan ya cuatro o cinco años con el déficit que acabamos de decir. También se sabe que el pensionista más perjudicado ha contribuido, como mucho, con la mitad de la pensión que percibe. No hablemos ya de las pensiones no contributivas, que no han aportado ni un maravedí, como su propio nombre indica. El problema principal es que duramos ahora más que un traje de pana. Como además, el trabajo está cada vez peor retribuido y con escasa seguridad (como veíamos al principio), las cotizaciones no alcanzan, ni van alcanzar tampoco en un futuro, a la vista de lo que reivindican las dependientas y la mayoría de jóvenes asalariados actuales. Con que la situación de estos jóvenes es cien veces peor que la de los jubilados, y su futuro no parece que vaya a mejorar. A ver qué hacemos.

Anuncios

Inventos almerienses usurpados 6: Marmitaco

Hay una discusión entre cántabros y vascones sobre la autoría del marmitaco, que dura ya varias décadas. En realidad, es un guiso que se parece a tantos otros que se elaboran en los barcos de todo el litoral español. No tienen más que consultar el magnífico libro “Ranchos de abordo” publicado por el FROM en 1993 para comprobarlo: calderos o marmitas con patatas, caldo y pescado (bonito, melva, raya…hasta “picos de aguja”) los hay desde Vigo a Fuenterrabía y desde Cadaqués a Huelva. Pero ya es hora de que una investigación seria ponga los puntos sobre las íes y desvele la importante aportación almeriense a la receta actual del marmitaco vasco, que no siempre se hizo así, como podemos comprobar, tanto en el libro Cocina Regional Española (ed. Almena, 1946), como en el blog “enciclopediadegastronomia.es” (premio Álvaro Cunqueiro a la mejor web de gastronomía de España). En la página 378 del libro citado, está la receta del “marmita-kua” y no lleva pimentón ni pimiento seco. En el blog citado, Pablo Iglesias lo cuenta con detalle: “tuve la suerte de probar uno de estos guisos en un palangrero de día, que zarpaba a las cuatro de la mañana y volvía a las seis de la tarde (…) llevaba un pescador que hacía estas calderetas con patatas, bonito, pimiento verde, zanahoria, cebolla, ajo, 1 latita de tomate, 1 vaso de fino de Jerez y 1 hoja de laurel; luego llegó la tele y Karlos Arguiñano dijo que había que poner pimientos choriceros y coñac, y ya la liamos”.

¿Cómo se le ocurrió ese cambio a Arguiñano? Hagamos un poco de historia. En los años ’90, cuando el popular cocinero empezaba sus programas, venían todos los otoños a Almería una flotilla de pesqueros vascos a hacer la costera del bonito. Mucha gente iba a verlos amarrados en el muelle. A pesar del mosqueo de los pescadores almerienses, porque los vascos pescaban boquerones para usarlos como cebo, al final confraternizaron y se tomaron sus vinos por La Chanca-Pescadería. Lógicamente tuvieron que catar las tapas de Los Sobrinos, Al Haud y demás bares del barrio donde suelen poner fideos con pintarroja, pimentón o gurullos, todos ellos parientes del caldo de pimentón o el caldo quemao. Es natural que les gustara ya que tienen un plus de sabor sobre la receta tradicional vasca que he copiado arriba. Al volver a su puerto base lo contaron y decidieron ponerle pimentón a sus marmitacos. Arguiñano, buen observador y enamorado de la cocina popular, detectó la innovación y propuso la carne del pimiento choricero, que es un pimiento seco igual al que usamos en Almería para elaborar el aliño del caldo de pimentón: carne de pimiento seco ablandado, tomate, comino, ajo, perejil, aceite de oliva y sal. Salvo el comino, que no les mola mucho a los vascos, es idéntico el aliño del pimentón de Almería y el del marmitaco actual. Queda demostrado el origen almeriense del marmitaco actual.

 

Desarbolados

El Ayuntamiento nos ha chafado el artículo de hoy. Como ya pasaba casi un mes del final de la Feria, pensábamos que los postes del entoldado del Paseo se iban a mantener para siempre y resulta que ya los están quitando. Puede que ya estén todos quitados cuando se publique esta columna. Pensábamos que se quedarían, no solo por el tiempo que iba pasando sino por un antecedente que duró muchos años y que era una infraestructura lumínico-festiva que “adornaba” el Paseo y la Puerta de Purchena durante la mayor parte del año. Consistía en un entramado de guitillas y alambres amarrados a farolas, balcones particulares y otros elementos de mobiliario urbano, o clavados en fachadas -fueran o no BIC-, cuyo fin único era sostener el alumbrado extraordinario de las distintas etapas festivas, recurrentes a lo largo de cada año: Navidad, Carnaval, Semana Santa, Cruces de Mayo, Feria y vuelta a empezar. El municipio se ahorraba mucho trabajo y dinero, pues no había que amarrar y soltar los piolines (como llaman los argentinos al hilo bramante) cada dos o tres meses. El más singular de los elementos de aquella infraestructura urbana era un enorme poste colocado en el centro de la Puerta de Purchena, que le daba envidia al ciprés de Silos, del cual colgaba un entramado de cuerdecillas y alambres que llegaban hasta las fachadas de la emblemática plaza. Una vez colgadas las bombillas la convertían en un ascua de luz, asombro de propios y extraños. Aquello sí que era iluminación extraordinaria y no la que está montando el alcalde de Vigo (está casi lista a mediado de septiembre) y que dice que va a dejar chicas a las de Nueva York y París.

Otra cuestión aparte es saber si el cambio de bombillas por toldos ha sido del agrado de la mayoría de la población. El Ayuntamiento, como todos los años, ha dicho que esta ha sido la mejor Feria de la historia, pero sin entrar en detalles. Eso sí, se nota que los munícipes se han vuelto más moderados en sus declaraciones sobre la Feria, porque hubo un alcalde que llegó a decir que la de Almería era ya la segunda de Andalucía. No la puso por delante de la de Sevilla de milagro, pero dejó a las de Málaga, Jerez, el Corpus granadino, los Patios cordobeses…mirando para Pamplona. Bueno, a lo que íbamos, que ya no están los postes y a ver ahora de donde nos colgamos las bolas de Navidad.

¿Donde?

"La Tapia del Manicomio" se publica todos los Lunes en el Diario de Almería. "Gastrofilias" se publica en los sábados en el Diario de Almería "Mesa y Mantel", articulo mensual en la revista Andalucía Económica.

Pide por esa boquita

¿Quieres que publiquemos algun articulo antigüo?,o ¿simplemente necesitas alguna receta de cocina? Mandamos un mail a azapata2001@gmail.com y tus deseos serán cumplidos.

Visitantes

  • 75.495 visitas
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: